Skip to content

Mononucleosis en adultos

¿ que es la Mononucleosis en adultos ?

La mononucleosis en adultos , también conocida como mono o “enfermedad de los besos”, es una infección que causa fiebre, dolor de garganta, fatiga y ganglios linfáticos agrandados en el cuello. Ocurre con mayor frecuencia en adolescentes y adultos jóvenes pero también se presenta en menor medida en adultos de 40 años +. Aunque generalmente no se considera una enfermedad grave, la mononucleosis puede provocar una pérdida significativa de tiempo de la escuela o el trabajo debido a la fatiga profunda.

Mono es causado por el virus de Epstein-Barr (VEB), que se puede propagar de persona a persona a través del contacto con la saliva. Debe evitarse besar o compartir los utensilios para comer o los vasos con una persona enferma de mono.

La infección por VEB ocurre más comúnmente en niños pequeños, aunque la mayoría no está enferma cuando se desarrollan en mono. La infección sintomática es mucho más común en adolescentes y adultos jóvenes. La mayoría de las personas están expuestas al VEB durante la infancia, aunque la mayoría de los niños pequeños infectados no desarrollan síntomas.

La infección a menudo conduce a la enfermedad en el 5 al 10 por ciento de los adolescentes y adultos que no han estado expuestos al virus. Es por eso que la enfermedad sintomática es más común en adolescentes y adultos jóvenes.

Mononucleosis síntomas en adultos

  • Dolor de garganta

    Los síntomas iniciales de la mononucleosis incluyen un dolor de garganta que empeora en unos pocos días. Los parches blancos pueden cubrir las amígdalas, según Medline Plus. Los síntomas de dolor de garganta pueden parecerse a los de una infección bacteriana por estreptococo en la garganta, pero los antibióticos no mejoran la afección.

  • Fiebre

    Una fiebre baja puede acompañar al virus de la mononucleosis. El tratamiento de la fiebre con medicamentos como el acetaminofeno o el ibuprofeno ayuda a proporcionar alivio. La fiebre asociada con el virus generalmente dura 10 días o menos. Una fiebre mayor de 101.5 grados F que no responde a la evaluación de las necesidades de medicamentos por parte de un médico.

  • Nódulos linfáticos inflamados

    Los ganglios linfáticos son glándulas que se encuentran en diversas partes del cuerpo. El propósito de los ganglios linfáticos es ayudar al sistema inmunitario a filtrar objetos extraños en el cuerpo, como un virus. Durante una mononucleosis, los ganglios linfáticos del cuello suelen estar hinchados y sensibles. Esta hinchazón puede durar hasta un mes.

  • Cansancio

    La fatiga es el síntoma debilitante más probable asociado con la mononucleosis. La fatiga puede durar varios meses después de la infección inicial.

  • Debilidad muscular y dolor

    Un dolor muscular generalizado y debilidad ocurren en individuos con mononucleosis. Los músculos también pueden sentirse más rígidos de lo normal.

  • Disminución del apetito

    Junto con una sensación de malestar generalizada, los individuos pueden experimentar una pérdida de apetito. Es importante estimular el consumo de líquidos para prevenir la deshidratación, especialmente con la disminución de la ingesta de alimentos.

  • Bazo agrandado

    El bazo, ubicado en el área superior izquierda del abdomen, podría agrandarse y volverse sensible con el virus de la mononucleosis a medida que ayuda a combatir el virus. Un médico puede sentir el bazo hinchado al presionar sobre el abdomen. El reposo es importante para prevenir la ruptura de este órgano. Generalmente, el bazo retorna a su tamaño normal en un lapso de cuatro semanas.

  • Sarpullido

    Se puede desarrollar un sarpullido rosado en el cuerpo con una mononucleosis. Esta erupción se asemeja a una erupción por sarampión. La prescripción de antibióticos innecesarios para tratar una infección de garganta aumenta la probabilidad de desarrollar la erupción.

Tratamiento Mononucleosis en adultos

El objetivo del tratamiento único es aliviar los síntomas mientras que el sistema inmunológico contiene la infección viral inicial. Los antibióticos no son útiles porque el mono es causado por un virus y no existen medicamentos antivirales que puedan tratar o curar el VEB.

El dolor de garganta, los dolores musculares y la fiebre se pueden tratar con medicamentos sin receta, como acetaminofén  (Tylenol y otros) o ibuprofeno  (Motrin, Advil). El acetaminofén se descompone por el hígado. Por lo tanto, es importante seguir de cerca las instrucciones de dosificación o las instrucciones de su proveedor de atención médica para tomar este medicamento de manera segura.

Muchas personas con mono desarrollan un bazo agrandado, que puede durar algunas semanas o más. Aunque puede regresar a la escuela o al trabajo cuando se siente mejor, es importante evitar las actividades que pueden causar daño al bazo.

Los expertos generalmente recomiendan que los atletas no participen en actividades deportivas por lo menos durante las primeras tres a cuatro semanas de la enfermedad. Su proveedor de atención médica debe determinar cuándo es seguro para participar en actividades extenuantes o deportes de contacto.

Cuando comience a participar en actividades deportivas de nuevo, le recomendamos comenzar lentamente, aumentando gradualmente la actividad. Incluso los atletas altamente entrenados pueden no sentirse tan en forma después de tener mono como lo hicieron antes de la enfermedad.